Los derechos fundamentales de todo ser humano (La sanidad, la educación, la justicia, el derecho a una vivienda digna, a sacar adelante a una familia, a aspirar a una justicia real, accesible y gratuita...), nunca deberían ser objeto de negocio, especulación o privatización. Si un gobierno gestiona mal, cámbiese el gobierno. Pero que no se utilice la rentabilidad como argumento para el saqueo de los bienes públicos. Los derechos no tienen precio, ni son negociables.


viernes, 31 de enero de 2014

Cambio del fondo del blog

Hola a todos. 

Habréis visto que he cambiado el fondo de las entradas, y es porque he recibido alguna queja de que en algunas visualizaciones no se ve bien, ni se imprime claramente. Así que para que todos (incluso los que vamos perdiendo vista) tengáis fácil la cosa, pues pongo un fondo normalejo que canse menos al leerlo. Espero que os guste y sigáis acompañándome en estas noches de contar cosas.

Un abrazo muy especial a los que estáis accediendo desde fuera de España. Siempre impresiona eso de que te lean desde lejos. Este no es un blog masivo, paro ya va cogiendo solera. A ver si sirve para disminuir la entropía general y que todos nos hagamos la vida más fácil.

Salud y buena suerte.

No hay comentarios: